Turismo residencial en auge: el atractivo de Costa Rica como destino para inversiones inmobiliarias

 Proyectos inmobiliarios en las zonas turísticas son un atractivo clave para el desarrollo económico y social por medio de las inversiones en turismo residencial. 

San José, enero 2024. En los últimos años, Costa Rica ha emergido como un destino de turismo residencial en pleno auge, capturando la atención de inversionistas globales en busca de un paraíso inmobiliario único. Con su impresionante biodiversidad y compromiso con la sostenibilidad, el país centroamericano se ha convertido en un imán para aquellos que buscan no solo una residencia, sino una experiencia de vida excepcional.

El mercado inmobiliario de Costa Rica está viviendo una fase de crecimiento extraordinario, con inversiones que abarcan desde lujosas residencias frente al mar hasta proyectos más accesibles en otras regiones. Este florecimiento no solo se limita a las zonas turísticas tradicionales, sino que se expande hacia áreas menos exploradas, catalizando el desarrollo y la mejora de infraestructuras en diversos puntos del país.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) para el primer semestre del año 2023, Puntarenas experimentó un incremento del 7% en permisos de construcción extendido por las municipalidades. 

En los últimos años, la edificación de propiedades verticales destinadas tanto al turismo como a la residencia permanente ha experimentado un ascenso en la costa Pacífica de Costa Rica. Esto ha convertido a la región en un imán de atracción para aquellos interesados en invertir en el mercado inmobiliario turístico.

El enfoque en el turismo residencial se centra en la urbanización, construcción y comercialización de viviendas, destinadas tanto para estancias temporales como para residencia permanente. Este cambio en la dinámica residencial no solo redefine el panorama inmobiliario costarricense, sino que también crea oportunidades significativas para aquellos que buscan invertir en un sector en constante evolución.

De acuerdo con Fuad Farach, Gerente General de RC Inmobiliaria, “En RCI, sabemos que las inversiones inmobiliarias en Costa Rica emergen como una elección atractiva, que se respalda por un mercado que no deja de crecer en el país. Se podría decir que el aumento de demanda de propiedades, tanto para residentes locales como extranjeros, ayudan a consolidar a este sector como una buena alternativa para los que buscan invertir y obtener rendimientos a largo plazo.”

Diversidad de opciones residenciales:

Desde residencias de lujo con impresionantes vistas panorámicas hasta desarrollos que abrazan la rica autenticidad cultural de Costa Rica, la amplia diversidad de opciones residenciales se ha convertido en un imán para inversionistas de todo el mundo. Consciente de esta creciente demanda, RC Inmobiliaria está ajustando sus estrategias para ofrecer propiedades que no solo cumplen con estándares elevados, sino que también capturan la esencia única de la vida costarricense.

Un ejemplo destacado de esta adaptación estratégica es el proyecto más reciente de RC Inmobiliaria, BOHO JACO, un innovador condominio mixto vertical que integra lo residencial y vacacional en un solo lugar. 

El proyecto seguirá la línea trazada por la empresa con énfasis en el desarrollo sostenible y con los más amplios estándares de cuidado del medio ambiente, con la inclusión de sistemas y equipos que contribuyan a disminuir considerablemente los consumos energéticos, con un menor impacto sobre el medio ambiente.

Según la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), la Playa Jacó en el sector central de la provincia de Puntarenas se posiciona como el lugar más visitado en la región. Con una diversidad de atracciones y su proximidad al Gran Área Metropolitana (GAM), Jacó se revela como un entorno completo y atractivo para el desarrollo de proyectos residenciales.

Costa Rica, epicentro para nómadas digitales:

Gran parte del crecimiento en el sector turístico-inmobiliario costarricense tiene su origen en la creciente comunidad de nómadas digitales. En la era post-pandemia, el auge del trabajo remoto ha permitido a individuos desempeñar sus funciones laborales desde cualquier rincón del mundo, siempre y cuando cuenten con un dispositivo electrónico y conexión a internet.

Este fenómeno está generando un impacto positivo en la economía de zonas turísticas que han capturado el interés de numerosos inmigrantes, convirtiéndolos en clientes potenciales para inversores inmobiliarios. La flexibilidad del trabajo remoto ha transformado la percepción de vivir en destinos turísticos, convirtiéndolos en lugares ideales para residir a largo plazo.

Costa Rica se presenta como un destino particularmente atractivo para los nómadas digitales, respaldado por la Ley 10008, conocida como la Ley para Atraer Trabajadores y Prestadores Remotos de Servicios de Carácter Internacional. Esta ley, diseñada originalmente para reactivar la economía turística del país, ha encontrado un nicho perfecto en la tendencia global del trabajo remoto, consolidando a Costa Rica como un epicentro para aquellos que buscan la combinación perfecta entre una calidad de vida excepcional y la posibilidad de trabajar de manera remota.

“El turismo residencial es un mercado que se alimenta constantemente, y ahora se ve mucho más beneficiado con la comunidad de nómadas digitales que va en aumento. Al final personas como ellos aportan a la economía del turismo inmobiliario y en RCI lo sabemos.” Agregó Farach.

Este auge en el turismo residencial en Costa Rica no solo se traduce en oportunidades para inversores, sino que también representa un nuevo capítulo en el desarrollo inmobiliario del país. 

Para mayor información, puede llamando al (506) 8905-8787.

RC Inmobiliaria
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?